Se utiliza para reducir la viscosidad o espesor de las tintas. Cuando se trabaja con números de malla muy altos (120, 150), algunas veces será necesario reducir la viscosidad de la tinta para asegurar un mayor depósito de tinta en la tela.